Quizá te hayas convencido ya con la cosmética natural y quieres saber qué tipo de tratamiento le iría mejor a tu tipo de piel.

Como esteticista, yo siempre recomiendo empezar realizando tratamientos de higiene facial en un centro especializado en cosmética natural, donde puedan diagnosticar tu tipo de piel y te aconsejen un buen tratamiento natural para casa.

De todas formas, aquí tienes unas pautas para reconocer tu tipo de piel y saber qué tratamiento utilizar.

Piel grasa

Suele ser una piel con el poro bastante abierto, con gran tendencia a los brillos, espinillas y granitos. Tienen mayor tendencia a la flaccidez que las pieles grasa pero sin embargo envejecen mucho más tarde.

¿Qué productos y cremas naturales usar para piel grasa?

Las pieles grasa necesitan productos de textura ligera, que no aporten grasa, que ayuden a regular la secreción sebácea y eviten que las espinillas y pequeños granitos se infecten. Cremas con árbol de té, el tónico de romerocremas con bardana y ortiga , limpiador purificante con aloe vera o el limón cumplen muy bien con este cometido.

Por lo contrario a lo que se pueda pensar, el aceite esencial de jojoba es un gran regulador de la piel grasa, como es hablábamos este post.

En pieles maduras, el nivel de grasa va disminuyendo y aunque tenemos que seguir equilibrándolo, pondremos especial hincapié en evitar la flaccidez. En este tipo de pieles resulta muy efectivo el uso de un serum facial que trae la flaccidez. Recuerda que el serum es el producto de tratamiento que más concentración de principios activos tiene, muchos más que la crema.

Encima del serum utilizaremos una crema que equilibre la secreción de grasa.

Mascarillas como las de arcilla verde natural, resultan muy eficaces para la absorción de grasa y eliminación de impurezas.

Piel seca

La piel seca se caracteriza por unos niveles muy escasos de grasa. Son pieles con el poro cerrado, más finas que las pieles grasas y con una gran tendencia a la tirantez. Suelen ser pieles muy bonitas pero envejecen mucho más rápido que las pieles grasas.

¿Qué productos y cremas naturales usar para piel seca?

Las pieles secas necesitan productos con texturas mucho más untuosas que las pieles grasas. Se tiende a pensar que las pieles secas necesitan agua pero esa cuestión puede afectar tanto a pieles secas como grasas.

En este tipo de pieles el cuidado antiedad es primordial, manteniéndola siempre bien nutrida.

Productos como una crema con aceite de rosa mosqueta, el gel antiedad aceite de argán, el aceite puro de coco o crema facial de caviar son buenos aliados de este tipo de piel.

La mascarilla facial nutritiva una vez por semana nos ayudarán a mantener el nivel de grasa y a aportar nutrientes en profundidad

Piel mixta

La piel mixta es como su nombre indica, una mezcla de las 2 anteriores, seca y grasa. Es una piel donde la zona T (frente, nariz y barbilla) son mas grasas y con tendencia a las espinillas o granitos pero sin embargo, el resto es seco. Con este tipo de piel tendrás que hacer una búsqueda más exhaustiva de la crema ideal, tendrás que probar texturas hasta dar con la ideal para ti.

¿Qué productos y cremas naturales usar para piel mixta?

Por norma general, las texturas más fluidas, como gel dinamizante, suelen ir mejor a este tipo de piel .

El gel de aloe vera puro es un excelente regulador de la grasa equilibrando las zonas secas y grasas.

En este tipo de piel es muy efectivo el sistema multimasking que consiste en aplicar un tipo de mascarilla a cada zona de la cara. En este caso, la arcilla verde nos iria bien para la zona T y la blanca o rosa para el reto.

Piel sensibleResultado Crema Facial Pieles Sensible

La piel sensible no es un tipo de piel en sí, ya que cualquier tipo de piel puede ser, además, sensible.

La piel sensible se caracteriza por presentar una gran tenencia al enrojecimiento al frotarla o al aplicarle ciertos cosméticos. Es una piel que nota mucho los cambios bruscos de temperatura. A Veces puede presentar problemas como la rosácea.

¿Qué productos y cremas naturales usar para piel sensible?

En este tipo de pieles se hace más imprescindible aún el uso de cosmética natural, ya que suelen ser muy sensibles a los químicos de síntesis. Usaremos cremas de acuerdo con nuestro tipo de piel y podremos alternarlas con cremas especiales para pieles sensibles). Por ejemplo, podríamos usar un serum para pieles grasa con una crema para pieles sensibles.

El aloe vera es un gran calmante, te será de gran ayuda en este tipo de piel

Las mascarillas calmantes como las de arcilla rosa nos ayudaran especialmente a calmarla.

Como ves, la cosmética natural presenta muchas alternativas para el cuidado de nuestra piel.

¿Qué te parece la idea de lo natural cuidando a lo natural?