El aceite de jojoba es un aceite muy conocido. Su uso está muy extendido en cosmética para el cuidado de la piel con cremas naturales o mediante productos naturales para el cuidado del cabello, pero lo que pocos conocen es que es un excelente regulador de las pieles grasas. ¿Un aceite para regular las pieles grasas? ¡Sí!

El aceite de jojoba se extrae de la presión en frío de las semillas (fruto) de una planta arbustiva conocida como Simmondsia chinensis, originaria de los desiertos de Sonora y Mojave en la zona suroeste de EEUU y la frontera con México. Es un aceite con una gran resistencia a la oxidación por lo tanto aguanta mucho sin enranciarse y hace que las cremas que lo contienen tengan un mayor duración.

¿Qué puede hacer por tu piel?

Realmente no es un aceite, es una cera líquida, con una composición muy similar a las ceramidas que recubren nuestra piel, por eso la hidrata sin obstruir sus poros, protege de las infecciones que pueden inflamarla y sobretodo equilibra la secreción de grasa, usando una crema facial de jojoba conseguirás proteger y equilibrar tu piel.

  • Además, es un aceite que  se absorbe muy rápidamente y no es untuoso. Por todo esto es idóneo para cuidar pieles grasas y acnéicas.
  • Las pieles secas también pueden usarlo ya que es muy nutritivo y tiene grandes propiedades antioxidantes que retrasan el envejecimiento por su acción contra los radicales libres.
  • Este aceite, también puedes usarlo para aportar nutrición a la piel de todo el cuerpo o utilizarlo como desmaquillante facial.
  • Puro o formando parte de tu crema habitual será un gran aliado en tu rutina facial.

 

Cuidado del cabello con aceite esencial de jojoba

Fotografía de Junilo and Lindsay

¿Qué puede hacer por tu cabello?

El aceite jojoba es sin duda uno de los aceites estrella para el cuidado del cabello. Al igual que en el resto de la piel del cuerpo, en el cuero cabelludo tiene una acción reguladora de la grasa siendo muy recomendable en cabellos grasos y resulta también muy efectivo para tratar los problemas de caspa gracias  a sus propiedades antibacterianas.

En medios y puntas aporta un gran brillo extra, acondiciona el cabello y evita el efecto frizz (encrespamiento), muy común en pelos secos.

Utiliza un champú que contenga aceite de jojoba, como el champu natural de jojoba, para conseguir un pelo sano, equilibrado y brillante.