Los champús naturales o ecológicos son una gran fuente de cuidado para el cabello de forma saludable. Libres de ingredientes tóxicos como los parabenos, derivados del petróleo o los PEGs entre muchos otros, nos proporcionan un cuidado respetuoso con nuestro cuerpo y con el medioambiente.

La primera diferencia que vas a notar entre utilizar un champú orgánico y uno convencional, será en el proceso de lavado, que al final no te deja la suavidad que te dejan las siliconas, que se quedan adheridas a tu cabello. Pero esto es un falso efecto de suavidad, tu pelo no está hidratado, sólo recubierto de una película que son las siliconas, que sellan las escamas del cabello rellenando el espacio entre ellas, para dar ese efecto de suavidad e hidratación pero evitarán que los ingredientes que realmente pueden nutrir tu pelo, penetren hasta el interior.

Pero después de usar tu champú bio, cuando seques tu cabello notarás que tu pelo está suave y brillante como nunca hasta ahora. Es la magia de la cosmética Bio, no te da «falsos positivos» cuando ves resultados, son verdaderos.

Según tu tipo de cabello, tenemos ingredientes variados para tratarlo:

Cabello dañado

Tipos de cabello y champú natural o ecológico para cuidarlos

Fotografía de Junilo and Lindsay

Las fibras capilares están compuestas por proteína. La proteína más abundante es la queratina, aproximadamente un 88%, que está formada por una cadena de poliéptidos. Las diferentes agresiones que le hacemos a nuestro cabello, sol, tintes, planchas, permanentes u otros tratamientos químicos provocan la rotura de las mismas y hacen que el cabello se quede áspero y sin brillo.

En la época de verano debemos proteger y cuidar nuestro cabello de forma especial, ya que el sol es un agente muy agresivo para éste.

Ingredientes como las algas marinas, que contienen muchos minerales y oligoelementos, la frambuesa con sus grandes propiedades antioxidante, la granada que reestructura cabellos secos y quebradizos y el rooibos que da un color radiante al cabello, serán imprescindibles en tus champús para un perfecto cuidado de tu cabello y así devolverle la vitalidad.

Cabello seco

El cabello seco es un cabello falto de lípidos, áspero al tacto y con una gran tendencia al encrespamiento. Es un tipo de cabello con mayor tendencia a dañarse, por eso debemos tener un especial cuidado con él.

Ingredientes como el aceite de coco, el aceite de argán o el chocolate que también es antioxidante ayudarán a mantener la salud del pelo seco y evitar que se abran sus puntas o se encrespe.

Si tienes el cabello seco, con el Champú de Coco evitarás que se dañe.

Cabello graso

La grasa se produce de forma natural con las glándulas sebáceas que lubrican el cuero cabelludo y protegen la cutícula del cabello, por lo tanto es algo necesario. Pero a veces, estas glándulas por diferentes motivos (desequilibrio hormonal, pubertad, embarazo, el periodo, etc), segregan más sebo del necesario y entonces la necesidad de lavar el pelo de forma continuada se vuelve imperiosa. Son cabellos que se ensucian con gran facilidad y por lo tanto requieren de un cuidado especial especialmente en el lavado.

Ingredientes como el aloe vera que es un gran regulador dela grasa, el árbol del té como potente antibacteriano o fungicida para evitar complicaciones de la secreción excesiva de grasa, el romero excelente astringente o el pomelo y demás cítricos por su poder purificante, nos ayudarán a mantener a raya esa excesiva secreción de grasa que le quita a nuestro cabello soltura y limpieza.

Para evitar el exceso de grasa, lávate el cabello con champú de árbol de té.

Cabello fino

El cabello fino es aquel en el cual la cutícula es más fina, que no es tan compacta, lo que provoca que el diámetro de éste sea más fino, menos grueso.

Cabellos como los rubios de las personas nórdicas son por naturaleza más finos. Pero algunas agresiones como las decoloraciones pueden afinar considerablemente la estructura del cabello.

El cabello fino puede ser igualmente seco o graso, por lo tanto, en primer lugar le proporcionaremos los cuidados necesarios para ese tipo de cabellos.

Si para cualquier cabello recomendamos fervientemente el abandono total de las siliconas, en los cabellos finos evitaremos el uso de siliconas de una manera especial. Las siliconas apelmazan el cabello y harán que nuestro pelo se vea todavía más pegado a nuestro cuero cabelludo y sin cuerpo.

Quieres conocer realmente que es la cosmética natural?

Pásate al lado bio de la vida y notarás la diferencia!