Lo natural está en auge y la cosmética natural suma adeptos cada día. Después de años donde la industria ha inventado fórmulas nuevas, texturas nuevas, o ingredientes más baratos que hacen funciones similares a los más caros, hemos empezado a darnos cuenta que quizá este proceso ha dejado de tener en cuenta nuestra salud para mejorar los rendimientos económicos de grandes empresas.

Y no sólo hablo del mundo de la cosmética, sino también de algo tan delicado como es la alimentación. Nos hemos ido adaptando de tal forma a este proceso que hemos dado por buenas cosas que no lo son. Por suerte, cada vez más personas se están parando a pensar y se empiezan a informar para cambiar algunos malos hábitos.

Quizá hayas llegado hasta aquí porque eres una de esas personas que se está planteando este cambio.

¿Qué te puede ofrecer la cosmética natural frente a la cosmética convencional?

  • Un mínimo del 95% de ingredientes naturales, muchos de ellos procedentes de la agricultura ecológica.
  • El otro 5% procede de una lista de ingredientes de síntesis muy restringida que no representan ningún riesgo para tu salud.
  • Es una cosmética que no testa en animales ni contiene ingredientes que procedan del animal muerto.
  • Procesos de recogida, fabricación y distribución respetuosos con el medio ambiente
  • Lo natural trata a lo natural

En el vídeo de hoy te contamos qué es la cosmética natural y cómo reconocerla de entre toda la oferta del mercado.

Si te gusta nuestro vídeo suscríbete en nuestro canal de Youtube y ¡compártelo!