Este producto era ya utilizado en África y en Egipto para hidratar la piel y por sus propiedades curativas. Y si ya lo utilizaban en cosmética hace tiempo... ¡sería por algo! Mira todo lo que esconde este ingrediente de la cosmética natural.

Qué es la manteca de Karité

Manteca de karitéEl árbol "sagrado" o Karité es original de África, y da unos frutos en forma de nuez que más tarde se utilizan para extraer esa especie de cera o manteca que después se aprovecha en la cosmética.

Es un triglicérido con alta composición de ácido oleico (más de un 61%) y de ácido esteárico (más de un 15%), entre muchos otros.

Para obtener el producto aprovechable, se quita la cáscara al fruto del árbol Karité, se deja secar y después se prensa en frío. Lo que se obtiene es una manteca que tendrá muchos beneficios y usos en nuestro día a día.

Beneficios de la manteca de Karité

  • Es cicatrizante, tanto para quemaduras, marcas de la piel como estrías o arrugas, o heridas.
  • Protege la piel, tanto del calor y de los rayos UVA y UVB, como del frío.
  • Regenera las células y tiene propiedades anti-envejecimiento
  • Es increíblemente hidratante, y aporta elasticidad a la piel. Previene la sequedad y la aparición de marcas en épocas en las que tenemos la piel más sensible como los embarazos o cuando hacemos ejercicio
  • No obstruye los poros así que es muy útil en casos de acné
  • Sus propiedades antiinflamatorias consiguen calmar brotes, pieles agrietadas y picaduras de insectos.

Usos de la manteca de Karité en la cosmética

Al tratarse de un producto tan "multiusos" debido a sus interminables propiedades y beneficios, las aplicaciones en la cosmética son muy variadas.

Es un componente utilizado en algunas cremas solares por su propiedad de protección solar, para evitar quemaduras y también para aliviarlas una vez producidas.

Su capacidad hidratante y reparadora la convierte en un ingrediente muy utilizado para reducir marcas de la piel como las estrías (sea en la zona que sea), cicatrices, y para tratar brotes en pieles sensibles.

Tantas veces tenemos los labios cortados por el frío, o las manos agrietadas por las labores del día a día, que ya desistimos de utilizar cremas que no duran nada. La manteca de Karité regenera estas zonas que se dañan más a menudo.

Las mascarillas con manteca de Karité, al igual que en la piel, regeneran y refuerzan el cabello, sobre todo para aquellas personas que lo tengan más bien seco.

Este producto natural no solo es uno de los más utilizados en cosmética natural actual sino también uno de los más usados a lo largo de los siglos. Pregúntanos y conoce productos con manteca de Karité, consigue más información y cosméticos con los que podrás disfrutar de todas sus propiedades y beneficios.