¿Quién no ha sufrido alguna vez la presencia de puntos negros?

Pero, ¿qué son en realidad? ¿Por qué se forman?

Y lo más importante, ¿cómo podemos combatirlos?

¿Qué son los puntos negros?

Los puntos negros o espinillas, más técnicamente llamados comedones, surgen cuando en el canal al cual vierte la grasa la glándula sebácea se obstruye debido a una excesiva producción de queratina y grasa. Esta grasa se queda acumulada y estancada en el poro y la parte que está en contacto con la superficie se vuelve oscura al oxidarse sus células.

Aparecen sobretodo en la cara, en especial cuando la piel es excesivamente grasa, aunque las pieles secas no están exentas de padecerlos, aunque en menor medida. También pueden aparecer con cierta frecuencia en la espalda.

Causas de las espinillas

Zona T Puntos Negros cuidado del rostroPrincipalmente, los puntos negros los causa un exceso de grasa.

En la cara, pueden salir en cualquier parte pero especialmente en la zona central, llamada zona T( frente, nariz y barbilla) que es la zona con más tendencia a tener más grasa. Estas alteraciones en los niveles de secreción de la grasa suelen ser provocados por alteraciones hormonales, de ahí que sean mucho más frecuentes durante la pubertad.

El uso de maquillajes,  u otros productos comedogénicos pueden causar también la formación de estos antiestéticos puntos negros.

No eliminar correctamente los productos de limpieza también pueden contribuir a su aparición.

Prevenir y eliminar los puntos negros

En primer lugar, obviamente, una buena higiene en tu cuidado diario. La acumulación de impurezas en la piel agravan los procesos comedogénicos pudiendo llegar a infectarlos provocando la aparición de granos, muchas veces dolorosos y más complejos de eliminar.

Limpieza de tu rostro

Limpia la piel de tu rostro por la mañana y por la noche con limpiadoras faciales naturales, nunca te eches a la cama con el maquillaje puesto.

Ir a un centro de belleza

Como esteticista, siempre recomiendo una higiene facial mediante tratamiento faciales especializados en un centro de belleza para mantener una correcta limpieza de la piel al menos una vez cada 3 meses. La frecuencia de ésta varía mucho dependiendo del tipo de piel pudiendo necesitar más si tu piel es muy grasa.

Usar productos naturales

No utilizar productos con aceites minerales, vaselinas, parafinas o cualquier otro ingrediente derivado del petróleo que actúan sobre la piel como un plástico que impide una correcta eliminación de la grasa al exterior.

Evitar las siliconas en nuestros cosméticos que obstruyen el poro.

Usar mascarillas de arcillas naturales o de barros de minerales del Mar Muerto que ayudan a regular la grasa y a mantener el poro limpio.

Y tu, ¿cómo limpias tu rostro y eliminas los puntos negros?