A menudo nuestra piel nos pide ayuda porque se ha quedado más apagada y tirante que de normal. Posiblemente tengamos una falta de agua, ya sea por el frío y el viento de invierno o por el sol y el calor en verano. Sea como sea, necesitamos hidratarnos y no todos lo debemos hacer de la misma manera. Cada piel es un mundo.

Nosotros podemos ayudarte, y no sólo conseguirás tener una piel tan perfecta como la de un bebé, sino que lo harás con productos naturales que evitarán que tu piel sufra.

Las cremas hidratantes naturales consiguen llegar hasta las capas más profundas de la piel a diferencia de algunas cremas artificiales que dan una sensación de falsa hidratación porque no penetran apenas en nuestra piel.

Tipos de piel¿Cuál es tu tipo de piel?

Cremas hidratantes para piel seca

Las pieles secas son mate, a veces con un color blanquecino. Tener una piel seca se debe a la alteración de los lípidos fisiológicos de la epidermis, así que tu misión es recomponerlos y aportar sustancias que mejoren la fisiología y la epidermis, es decir, aplicar una hidratación profunda. Para ello no nos podemos conformar con una crema hidratante al uso, sino que debemos encontrar una que retenga el agua habitual de la piel.

El aceite de coco, el plátano, la jojoba o el aloe vera son ingredientes muy hidratantes que son perfectos para las personas con este tipo de piel seca que quieran elegir la mejor crema hidratante. Si esta es tu piel, puedes aplicarte por el día o por la noche una crema de Aloe Vera que hidratará y regenerará tu piel y además evitará las agresiones cotidianas.

Cremas hidratantes para piel grasa

Al contrario de aquellos que tienen piel seca, encontramos la piel grasa. El estrés, una mala alimentación, el nivel de contaminación ambiental y los cambios hormonales pueden ser algunas causas de esta irregularidad en la piel. Acumula grasa sobre todo en las zonas de nariz, mentón y frente y tiende a tener brillos que nos hacen sentir incómodos. Por ello quienes tengan este exceso de grasa tendrán que utilizar productos que prevengan la producción de sebo y que dejen la piel hidratada y mate.

El pepino, el hamamelis, o los aceites de almendras son componentes que aceleran la eliminación del sebo y toxinas. Una crema hidratante para pieles grasas conseguirá equilibrar la segregación de esa grasa que tanto nos molesta y además hidratará nuestra piel para que esté sana y suave.

Cremas hidratantes para piel atópica y sensible

Si tu piel es atópica y sensible, atención: ¡necesitas tratarla con más cuidado! No todas las cremas valen. Tu piel tiene una barrera de defensa débil y es muy propensa a irritarse. Muchas cremas pueden producirte brotes y rojeces así que hay que encontrar una que nos facilite la hidratación y que no sea un impedimento para lucir una piel sana y radiante.

Ingredientes como la manzanilla orgánica, la Raíz de Oro Siberiana o la Aquilegia Siberiana pueden ayudarte a mantener este tipo de piel hidratada y saludable. Utiliza cremas naturales especiales para piel sensible y no tendrás que preocuparte de picores, brotes ni marcas.

Cremas hidratantes para piel normal

Si tienes lo que se conoce como una «piel normal», ¡enhorabuena! Tienes una piel equilibrada. Esto no significa que debas descuidarla y dejar de hidratarla, porque si lo haces comenzarán los problemas. Utiliza una crema hidratante que mantenga tu piel tan perfecta como hasta ahora y que deje una sensación de frescor y suavidad.

Si tu piel es mixta, utiliza productos de cuidado neutro para prevenir el sebo y mantenerla sana y suave.

Cuidado de la piel con cremas hidratantes naturales

Aunque la piel de cada persona requiera un cuidado diferente, todas deben evitar los productos tóxicos y artificiales. No queremos una falsa hidratación, por lo que es mejor ir a lo seguro: las cremas hidratantes naturales.

Ayudan a restaurar tu piel y su hidratación natural, son suaves y aportan salud a la vez que belleza, y todo ello sin perjudicarla.

Cuidar la piel con cremas hidratantes naturales implica ser constantes y no dejar abandonado nuestro tratamiento de hidratación, porque la piel no puede mantenerse sola.

¿Ya tienes ganas de ver tu piel más hidratada que nunca?

No lo dudes y vista nuestro extenso catálogo de productos naturales en nuestra tienda.