• 976 09 81 82
  • Contacto
  • Envío en 48/72 horas. Gratis en pedidos superiores a 60 €
Black Friday

Los labiales que usamos a diario son uno de los cosméticos más tóxicos de todos los que nos aplicamos, sobretodo porque es una zona donde el acceso al interior de nuestro cuerpo es muy fácil.

Además, la piel de nuestros labios es mucho más delicada que la del resto del cuerpo ya que es mucho más fina y está desprovista de glándulas sudoríparas. De esta forma, nuestros labios se deshidratan con mayor facilidad y están más expuestos a las agresiones externas. Por eso es importante mantenerlos hidratados.

Los ingredientes no recomendables que podemos encontrar en los labiales son las siliconas, los derivados del petróleo, los PEG o los metales pesados como el plomo o el mercurio.

En cosmética natural, los labiales están libres de estos ingredientes. Este tipo de cosmética cuenta con certificaciones emitidas por empresas que nos aseguran que el producto tiene un elevado número de ingredientes naturales, no contiene tóxicos y no está testado en animales.

En su lugar, usan aceites como el de ricino, jojoba, girasol, almendras dulces u oliva entre otros.

También usa mantecas como la de karité y coco que junto con los aceites, hidratan y cuidan tus labios al mismo tiempo que les dan color.

Podemos encontrar labiales con texturas que van desde las más mates a las más brillantes e hidratantes. Si combinas tu labial con un perfilador del mismo tono conseguirás un acabado mucho más perfecto, definido y profesional.